Postales de una Odissea

A una semana de la aventura vivida en la noche de Paso de La Arena, la mariagrandense Ayelén Sian, ganadora de la rama femenina en los 15k, nos cuenta su experiencia.

¿Por qué elegiste correr esta nocturna?

“Me había quedado con las ganas de correr la primer Odissea. Los conocidos que la corrieron me contaron que estuvo buena y yo nunca había corrido en la arena, con zapatillas, ja”. Aclara, ya que es jugadora de vóley y también se hace un tiempo para el  beach vóley. “Para la fecha de la primer Odissea ya teníamos una carrera programada en misiones”. En esta ocasión se expresa en plural. Es que siempre se mueve con su grupito de viajes a las carreras. Una mini delegación de María Grande que debate a menudo qué nueva aventura afrontará. “Con los chicos dijimos: La próxima vamos!!! Y ahí estuvimos”.

Ayelén juega desde siempre al vóley en el Club Litoral de su ciudad. También integró diferentes equipos de beach vóley. Este año alcanzó instancias finales de torneos a nivel nacional y sudamericano. Comenzó a correr para mantener el estado físico en las épocas de menos partidos. Hoy es una apasionada de las carreras de aventura.

¿Te esperabas un circuito que ofreciera un trazado tan variado?

“No me esperaba que el circuito fuera así. La verdad, me encantó!!! La arena me comió las piernas, me cansé. Pero te repito, me encantó!!!

MOMENTO DE LA LLEGADA

¿Qué parte te gustó más?

“La parte que más me gustó fue pasar el agua, correr por la arena y volver a pasar por agua y volver a correr por la arena.” Sonríe y agrega,  “mirar cómo estaba el cielo y todo el recorrido alumbrado por la luna fue hermoso, fue fantástico”.

 

¿Que sentiste al ganar la odisea?

“Sinceramente, fue como contener la alegría. Sabía que había ganado, pero oficialmente los resultados decían otra cosa. Por suerte después se pudo esclarecer el error y finalmente me clasificaron ganadora. Es muy lindo obtener buenos resultados. Es el premio al esfuerzo que uno hace de entrenar en la semana.

¿La volverías a correr?

“¿Si la volvería a correr? Más vale!!!

Recorriendo el litoral: Esperanza, Valle María, Piedras Blancas, Yaboty,  San Javier y Paso de La Arena fueron los lugares elegidos para correr este año.

Además, arrancó el año con los 21k en La Cumbrecita y hasta se animó a los 42k en calle en la maratón de Buenos Aires.

Juego Limpio

En la rama masculina, el bovrilense Carlos Zalazar se impuso como en casi todas las carreras de aventura que corrió este año. Su hijo, Agustín, ganó los 6k y va ganando confianza en una disciplina en  la que se viene adaptando muy bien. Pero este párrafo apartado no tiene nada que ver con resultados, tiempos o posiciones, sino con algunas gratas enseñanzas que este deporta deja con frecuencia. En el primer paso por agua, donde el nivel del arroyo había subido más de lo previsto, el hasta ese momento puntero, ya con una buena diferencia, Carlos Zalazar, no se sintió seguro de cruzar a nado por lo que esperó a su inmediato perseguidor,  Paolo González. El oriundo de Villa Urquiza no dudó ni un instante en acompañar durante los cruces de arroyo a su contrincante. Desde ahí y prácticamente hasta el sprint final, los dos fueron juntos. La posición ya no era lo importante. Hubo algo más valioso que una posición en el podio. Una demostración de “fair play” que tanto se reclama en otros ámbitos, acá surgió espontáneamente, sin que nadie lo pidiera.

El podio masculino, finalmente quedó conformado de la siguiente manera: 1° Carlos Zalazar, 2° Paolo González y 3°Mauricio Escobar

En damas: 1ª Ayelén Sian, 2ª Analía Gómez y 3ª María Eugenia Andino.

Podés ver todas las fotos de Odissea di Notte haciendo Clic Aquí

Lee la crónica de la carrera haciendo Clic Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.